¡Bienvenidas Abejas!

La Universidad de Guanajuato inicia hoy actividades académicas con gran entusiasmo y especial satisfacción ¡Bienvenidos a un nuevo ciclo escolar!

Anuncios

¿Qué función debe cumplir la cámara de senadores en un régimen democrático?

senadores-(animación)-A

Dr. Daniel Añorve Añorve

Profesor titular A.

Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno

División de Derecho, Política y Gobierno

Campus Guanajuato

Para la mayoría de las personas que viven en un régimen democrático resulta vox populi la existencia y separación de tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial; sin embargo, es común el desconocimiento o al menos la confusión entre la diferencia en la razón de ser, la funciones, facultades y finalidades existentes entre un diputado (representante en Estados Unidos) y un senador. Después de todo y pensando en la frecuente demanda de reducción de plurinominales, de austeridad republicana y otras demandas válidas de la ciudadanía, es lógico que la gente se pregunte, ¿por qué no homologarlos y así reducir el costo para el erario?

La presente reflexión intenta trascender las largas páginas dedicadas a los diferentes componentes del poder legislativo dentro de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM). No es la intención tampoco hablar de la función propiamente legislativa del senador (como generador de leyes).

El Senado debe ser entendido como una representación del Estado, mientras que al diputado se le debe entender como una representación de la población del Estado, lo cual es muy diferente. Aunque no sea un requisito legal, la labor de los senadores requiere idealmente la participación de ciudadanos con vastos conocimientos en materia de derecho internacional, Ciencia Política, historia, geografía, política exterior y, preferentemente, del dominio de lenguas extranjeras. Se podría decir, sin exagerar, que dado el espíritu y finalidad del Senado como institución, si existe un órgano del Estado que debería ser integrado preferentemente por ciudadanos notables, éste es el Senado. Quizá, producto de lo anterior, es que la edad para ser senador, la duración del cargo y las facultades viales para la conservación del Estado vis-a-vis otros Estados, hacen que el perfil, duración del cargo y la remuneración sea diferente (y superior) a la del diputado.

Como representación de las entidades federativas (lo que la gente conoce como los estados), las cuales a su vez se suman para representar al Estado (lo que se conoce como país) en su conjunto, podemos comprender que, independientemente del tamaño territorial, el tamaño de la población y la contribución de cada entidad federativa al Producto Interno Bruto (PIB) de México, cada entidad federativa tendrá, invariablemente, el mismo número de senadores, lo que no pasa con los diputados.

El Senado también tendrá que ser un guardián (watchdog) del Ejecutivo en lo que concierne a la política exterior y sobre todo a la celebración de tratados y/o convenciones internacionales que vinculen (generen obligatoriedad) a México. Por lo anterior, no es poco común en el mundo, sobre todo en los países más desarrollados, que cuando un Jefe de Estado y/o de Gobierno firman un instrumento internacional que no conviene a los intereses de largo plazo, o que de plano pone en riesgo la viabilidad y supervivencia del Estado, el Senado frene lo que desde este cuerpo podría ser analizado y en su caso juzgado como un exceso o falta de prudencia del titular del Ejecutivo en turno.

Para concluir, un ejemplo histórico, que paradójicamente evitó a México una mayor pérdida territorial y lo que muy probablemente hubiese implicado la partición del país

como lo conocemos actualmente, es la actuación del Senado estadunidense. Gracias al poder y contrapeso envestido en el Senado estadunidense, el Tratado McLane-Ocampo, promovido por Benito Juárez, no fue ratificado en Estados Unidos, con lo cual quedó como una intención no vinculante (no obligatoria). México se vio beneficiado por lo que en su momento fue un revés doméstico al propio Ejecutivo estadunidense.

¿Por qué el abstencionismo afecta la vida democrática? 

abstinencia-(animación)-A

 

Dr. Carlos Román Cordourier Real 

Profesor Titular A. 

Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno, campus Guanajuato. 

 

La democracia es una forma de gobierno basada en los principios de soberanía popular e igualdad ciudadana. Desde sus orígenes en el siglo V a.C., en Atenas la idea de democracia ha estado asociada a la participación activa de la ciudadanía en la deliberación pública y la toma de decisiones de forma colectiva. En las democracias representativas modernas, caracterizadas por su escala nacional radicalmente distinta a las ciudades Estado en las que surgieron las primeras democracias, también es importante la participación política de la ciudadanía, pues sin ella simplemente no podrían constituirse gobiernos legítimos.  

La participación es consustancial a la democracia, pues ésta supone, a diferencia de la monarquía o la oligarquía, que el gobierno debe estar basado en la voluntad del pueblo. Participar representa una responsabilidad de la ciudadanía para garantizar la vitalidad de la democracia y los valores que se vinculan a ella. Sin la participación ciudadana en el proceso político, valores como la igualdad, la justicia y la solidaridad se encuentran expuestos a la indiferencia pública.   

La participación ciudadana también tiene un valor intrínseco porque a través de ella los individuos crecen como personas. Un ciudadano que se involucra en los asuntos públicos votando, apoyando causas sociales, o analizando y deliberando con sus conciudadanos la mejor forma de construir un futuro común, desarrolla competencias y habilidades que les permiten aumentar su comprensión sobre sí mismos y sobre la vida social. 

Cuando las personas optan por tomar distancia de la vida política de su comunidad se quedan sin voz. El abstencionismo electoral es una manifestación de este mal. Un ciudadano que se muestra indiferente respecto a su derecho de elegir a sus representantes populares renuncia a influir en el sistema político. El abstencionismo afecta la vida democrática porque la participación electoral de la ciudadanía es un vehículo importante para “premiar o castigar” a los representantes populares, y comunicar cuáles son las prioridades que deben atenderse por los poderes públicos. Al abstenerse de votar, las personas renuncian a transmitir sus necesidades y demandas, lo cual abre el camino para que se constituyan gobiernos que no representan la voluntad del pueblo.  

Uno de los tipos de abstencionismo más preocupantes es el de las personas jóvenes. Se trata de un problema extendido en democracias consolidadas y democracias incipientes como la mexicana. Es un problema que merece nuestra atención porque entre menor sea el número de personas jóvenes que votan, mayor es la probabilidad de que la clase política ignore la importancia de los intereses y aspiraciones de ese grupo poblacional.  

¿Cómo pueden votar nuestros compatriotas en el extranjero? 

VE-(animacion)-A

 

Dr. Miguel Vilches Hinojosa 

Profesor de Tiempo Completo 

Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno.  

División de Derecho, Política y Gobierno. Universidad de Guanajuato. 

 

El voto desde el extranjero es el reconocimiento por parte del Estado mexicano de la ciudadanía política de los emigrantes que residen fuera de México, pero que tienen la posibilidad de participar en las elecciones para elegir al Presidente de la República, Senadores y Gobernador del Estado de Guanajuato según lo que marcan las leyes de la materia. 

Es la primera vez en la historia de Guanajuato que los guanajuatenses emigrantes podrán votar desde el extranjero para elegir al gobernador.  A finales de febrero de 2018 se han hecho cerca de 50 mil trámites en el extranjero para este proceso electoral por parte de guanajuatenses residiendo en el extranjero.  

Para ejercer el voto desde el extranjero es necesario: 

  1. Tener la Credencial para Votar (INE o IFE) vigente.  
  2. Estar inscrito en la Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero antes del 31 de marzo de 2018 y proporcionar un domicilio en el extranjero.  (Es necesario un comprobante de domicilio.)  El registro se hace en línea en: http://www.votoextranjero.mx  
  3. Recibir mostrando tu Credencial para Votar (INE o IFE) vigente, el Paquete Electoral Postal en el domicilio que proporcionaste al inscribirte en la Lista Nominal de Electores. (A partir del mes de mayo de 2018 llegará el paquete postal a tu domicilio en el extranjero). 
  4. Enviar tu voto por el servicio postal al INE en Ciudad de México. Este debe llegar antes de las 8:00 hrs (hora del Centro de México) del 30 de junio de 2018 para que pueda ser contado, toma en cuenta los días que tarda en llegar a México, según el país donde vives. (Recuerda que el envío es gratuito). 

El voto desde el extranjero a nivel federal está regulado en la Ley General de Procedimientos e Instituciones Electorales en el Libro Sexto: Del Voto de los Mexicanos Residentes en el Extranjero.  Artículos 329 al 355. 

El voto desde el extranjero a nivel estatal está regulado en la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Guanajuato en el Título Quinto: Del Voto de los Guanajuatenses residentes en el extranjero. Artículos 285 al 286. 

 Más información en:  

http://www.votoextranjero.mx  

https://ieeg.mx/ 

 

¿Qué es la plataforma electoral de los partidos políticos?

PE-(animacion)-B

Dr. Demetrio Arturo Feria Arroyo

Profesor de Tiempo Completo

Departamento de Estudios Sociales, DCSyH, Campus León.

La plataforma electoral es el programa que elaboran los partidos políticos, coaliciones o en su caso los candidatos independientes dirigida al electorado en campañas electorales en la cual se exponen el diagnóstico, la visión y las propuestas de solución en relación con los problemas sociales locales, nacionales o globales considerados como prioritarios.

La plataforma electoral tiene el propósito de agregar interés en torno al programa del partido, coalición o candidatos, además de orientar la participación política y generar opinión pública. En ese sentido, los partidos, las coaliciones o candidatos tienen como reto comunicar al electorado su respectiva plataforma de manera clara y sencilla.

En México existe una normativa que regula aspectos generales de la plataforma electoral. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 41 fracción I, señala que los partidos políticos tienen como fin promover la participación del pueblo, contribuir a la integración de los órganos de representación y ejercer el poder político con base en programas y principios que postulan.

Por su parte, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece la obligación de los partidos políticos para el registro de todas las candidaturas de elección popular, de presentar y obtener el registro ante Consejo General del Instituto Nacional Electoral, de la plataforma electoral que “sostendrán” sus candidatos en las campañas políticas. De igual manera, es requisito para aquellos aspirantes a una candidatura independiente acompañar en su solicitud, la plataforma electoral.

Sin duda, la plataforma electoral es un elemento central que en el marco de las campañas políticas abre la posibilidad por una parte, para que los electorados distingan de los partidos, las coaliciones y candidatos, aspectos “ideológicos”, organizativos y programáticos; y por la otra, para que los partidos y candidatos orienten la participación electoral y el debate público.

 

¿Cómo se construye el padrón electoral?

PE-(animacion)-A

Sandra Gabriela López Martínez

Estudiante de Licenciatura en Administración Pública, campus León.

De acuerdo al Instituto Nacional Electoral (INE), el Padrón Electoral es la base de datos que contiene la información básica de la población mexicana que ha solicitado su Credencial para Votar con Fotografía.

¿QUIÉN ES EL RESPONSABLE DE INTEGRAR EL PADRÓN ELECTORAL?

La responsabilidad de formar, administrar, revisar y actualizar el Padrón Electoral recae en la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores del INE con fundamento en el artículo 54 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE).

¿CÓMO INTEGRA EL REGISTRO FEDERAL DE ELECTORES EL PADRÓN ELECTORAL?

· A partir de la técnica censal se realizan entrevistas casa por casa con el fin de obtener la información básica de los ciudadanos como: Apellido paterno, apellido materno y nombre completo; lugar y fecha de nacimiento; edad y sexo; domicilio actual y tiempo de residencia; ocupación; y en casos específicos el número y fecha del certificado de naturalización.

· Al concluir el censo, el Registro Federal de Electores se encarga de verificar dicha información para evitar duplicidades y garantizar la existencia de un registro único por ciudadano.

Es necesario que el Registro Federal de Electores administre esta base de datos estableciendo los líneamientos de su uso electoral, brindar facilidades para formar parte del Padrón a los mexicanos residentes en el extranjero y verificar dicho registro.

SI NO FUI PARTE DEL CENSO, ¿CÓMO PUEDO SER PARTE DEL PADRÓN ELECTORAL?

Los pasos son los siguientes:

· El ciudadano deberá acudir al módulo correspondiente para solicitar su Credencial para Votar.

· Se hará una solicitud individual que contenga huellas dactilares y fotografía del ciudadano.

· La identificación del ciudadano será mediante un acta de nacimiento.

· El Registro Federal de Electores conservará una copia digital.

· Por último, el ciudadano debe asentar su firma y huellas digitales en el formato de registro.

Existen campañas de actualización anuales que brindan la posibilidad a los ciudadanos de inscribirse o hacer alguna actualización al Padrón Electoral.

Campaña de actualización permanente (del 16 enero al 31 agosto)

Promueve la asistencia de los ciudadanos a los módulos del INE para realizar trámites de inscripción y actualización al Padrón Electoral y así obtener la Credencial para Votar.

Campaña de anual intensa (1 de septiembre al 15 de diciembre del año siguiente)

Campaña nacional que incrementa su infraestructura tecnológica y humana de los Módulos de Atención ciudadana para el reforzamiento de la difusión para convocar a la ciudadanía.

Deben acudir aquellos ciudadanos que no hayan sido incorporados durante la técnica censal, que hayan alcanzado los 18 años con posterioridad del censo, aquellos que no notificaron su cambio de domicilio, que hayan perdido su Credencial para Votar y que hayan sido rehabilitados sus derechos políticos después de ser suspendidos.

Es importante aclarar que Padrón Electoral no es lo mismo que la Lista Nominal.

La Lista Nominal es también una base de datos nacional que parte del Padrón Electoral pero esta registra únicamente a todos los ciudadanos que recogieron su Credencial para Votar y por tanto si pueden votar en las elecciones.

Por tanto, sólo podrán votar aquellos ciudadanos registrados en la lista nominal. No bastará con encontrarse en el Padrón Electoral, pues si no se recoge la Credencial para Votar luego de solicitarla no estarán habilitados para votar el día de las elecciones.

Fuentes:

· Ley General de Instituciones y Procedimientos electorales. Libro Cuarto, Título Primero. De los Procedimientos del Registro Federal de Electores. · https://www.ine.mx/padron-electoral-lista-nominal-electores/ · https://www.ine.mx/credencial/