¿Por qué el abstencionismo afecta la vida democrática? 

abstinencia-(animación)-A

 

Dr. Carlos Román Cordourier Real 

Profesor Titular A. 

Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno, campus Guanajuato. 

 

La democracia es una forma de gobierno basada en los principios de soberanía popular e igualdad ciudadana. Desde sus orígenes en el siglo V a.C., en Atenas la idea de democracia ha estado asociada a la participación activa de la ciudadanía en la deliberación pública y la toma de decisiones de forma colectiva. En las democracias representativas modernas, caracterizadas por su escala nacional radicalmente distinta a las ciudades Estado en las que surgieron las primeras democracias, también es importante la participación política de la ciudadanía, pues sin ella simplemente no podrían constituirse gobiernos legítimos.  

La participación es consustancial a la democracia, pues ésta supone, a diferencia de la monarquía o la oligarquía, que el gobierno debe estar basado en la voluntad del pueblo. Participar representa una responsabilidad de la ciudadanía para garantizar la vitalidad de la democracia y los valores que se vinculan a ella. Sin la participación ciudadana en el proceso político, valores como la igualdad, la justicia y la solidaridad se encuentran expuestos a la indiferencia pública.   

La participación ciudadana también tiene un valor intrínseco porque a través de ella los individuos crecen como personas. Un ciudadano que se involucra en los asuntos públicos votando, apoyando causas sociales, o analizando y deliberando con sus conciudadanos la mejor forma de construir un futuro común, desarrolla competencias y habilidades que les permiten aumentar su comprensión sobre sí mismos y sobre la vida social. 

Cuando las personas optan por tomar distancia de la vida política de su comunidad se quedan sin voz. El abstencionismo electoral es una manifestación de este mal. Un ciudadano que se muestra indiferente respecto a su derecho de elegir a sus representantes populares renuncia a influir en el sistema político. El abstencionismo afecta la vida democrática porque la participación electoral de la ciudadanía es un vehículo importante para “premiar o castigar” a los representantes populares, y comunicar cuáles son las prioridades que deben atenderse por los poderes públicos. Al abstenerse de votar, las personas renuncian a transmitir sus necesidades y demandas, lo cual abre el camino para que se constituyan gobiernos que no representan la voluntad del pueblo.  

Uno de los tipos de abstencionismo más preocupantes es el de las personas jóvenes. Se trata de un problema extendido en democracias consolidadas y democracias incipientes como la mexicana. Es un problema que merece nuestra atención porque entre menor sea el número de personas jóvenes que votan, mayor es la probabilidad de que la clase política ignore la importancia de los intereses y aspiraciones de ese grupo poblacional.  

Anuncios

¿Cómo pueden votar nuestros compatriotas en el extranjero? 

VE-(animacion)-A

 

Dr. Miguel Vilches Hinojosa 

Profesor de Tiempo Completo 

Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno.  

División de Derecho, Política y Gobierno. Universidad de Guanajuato. 

 

El voto desde el extranjero es el reconocimiento por parte del Estado mexicano de la ciudadanía política de los emigrantes que residen fuera de México, pero que tienen la posibilidad de participar en las elecciones para elegir al Presidente de la República, Senadores y Gobernador del Estado de Guanajuato según lo que marcan las leyes de la materia. 

Es la primera vez en la historia de Guanajuato que los guanajuatenses emigrantes podrán votar desde el extranjero para elegir al gobernador.  A finales de febrero de 2018 se han hecho cerca de 50 mil trámites en el extranjero para este proceso electoral por parte de guanajuatenses residiendo en el extranjero.  

Para ejercer el voto desde el extranjero es necesario: 

  1. Tener la Credencial para Votar (INE o IFE) vigente.  
  2. Estar inscrito en la Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero antes del 31 de marzo de 2018 y proporcionar un domicilio en el extranjero.  (Es necesario un comprobante de domicilio.)  El registro se hace en línea en: http://www.votoextranjero.mx  
  3. Recibir mostrando tu Credencial para Votar (INE o IFE) vigente, el Paquete Electoral Postal en el domicilio que proporcionaste al inscribirte en la Lista Nominal de Electores. (A partir del mes de mayo de 2018 llegará el paquete postal a tu domicilio en el extranjero). 
  4. Enviar tu voto por el servicio postal al INE en Ciudad de México. Este debe llegar antes de las 8:00 hrs (hora del Centro de México) del 30 de junio de 2018 para que pueda ser contado, toma en cuenta los días que tarda en llegar a México, según el país donde vives. (Recuerda que el envío es gratuito). 

El voto desde el extranjero a nivel federal está regulado en la Ley General de Procedimientos e Instituciones Electorales en el Libro Sexto: Del Voto de los Mexicanos Residentes en el Extranjero.  Artículos 329 al 355. 

El voto desde el extranjero a nivel estatal está regulado en la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Guanajuato en el Título Quinto: Del Voto de los Guanajuatenses residentes en el extranjero. Artículos 285 al 286. 

 Más información en:  

http://www.votoextranjero.mx  

https://ieeg.mx/ 

 

¿Qué es la plataforma electoral de los partidos políticos?

PE-(animacion)-B

Dr. Demetrio Arturo Feria Arroyo

Profesor de Tiempo Completo

Departamento de Estudios Sociales, DCSyH, Campus León.

La plataforma electoral es el programa que elaboran los partidos políticos, coaliciones o en su caso los candidatos independientes dirigida al electorado en campañas electorales en la cual se exponen el diagnóstico, la visión y las propuestas de solución en relación con los problemas sociales locales, nacionales o globales considerados como prioritarios.

La plataforma electoral tiene el propósito de agregar interés en torno al programa del partido, coalición o candidatos, además de orientar la participación política y generar opinión pública. En ese sentido, los partidos, las coaliciones o candidatos tienen como reto comunicar al electorado su respectiva plataforma de manera clara y sencilla.

En México existe una normativa que regula aspectos generales de la plataforma electoral. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 41 fracción I, señala que los partidos políticos tienen como fin promover la participación del pueblo, contribuir a la integración de los órganos de representación y ejercer el poder político con base en programas y principios que postulan.

Por su parte, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece la obligación de los partidos políticos para el registro de todas las candidaturas de elección popular, de presentar y obtener el registro ante Consejo General del Instituto Nacional Electoral, de la plataforma electoral que “sostendrán” sus candidatos en las campañas políticas. De igual manera, es requisito para aquellos aspirantes a una candidatura independiente acompañar en su solicitud, la plataforma electoral.

Sin duda, la plataforma electoral es un elemento central que en el marco de las campañas políticas abre la posibilidad por una parte, para que los electorados distingan de los partidos, las coaliciones y candidatos, aspectos “ideológicos”, organizativos y programáticos; y por la otra, para que los partidos y candidatos orienten la participación electoral y el debate público.

 

¿Cómo se construye el padrón electoral?

PE-(animacion)-A

Sandra Gabriela López Martínez

Estudiante de Licenciatura en Administración Pública, campus León.

De acuerdo al Instituto Nacional Electoral (INE), el Padrón Electoral es la base de datos que contiene la información básica de la población mexicana que ha solicitado su Credencial para Votar con Fotografía.

¿QUIÉN ES EL RESPONSABLE DE INTEGRAR EL PADRÓN ELECTORAL?

La responsabilidad de formar, administrar, revisar y actualizar el Padrón Electoral recae en la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores del INE con fundamento en el artículo 54 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE).

¿CÓMO INTEGRA EL REGISTRO FEDERAL DE ELECTORES EL PADRÓN ELECTORAL?

· A partir de la técnica censal se realizan entrevistas casa por casa con el fin de obtener la información básica de los ciudadanos como: Apellido paterno, apellido materno y nombre completo; lugar y fecha de nacimiento; edad y sexo; domicilio actual y tiempo de residencia; ocupación; y en casos específicos el número y fecha del certificado de naturalización.

· Al concluir el censo, el Registro Federal de Electores se encarga de verificar dicha información para evitar duplicidades y garantizar la existencia de un registro único por ciudadano.

Es necesario que el Registro Federal de Electores administre esta base de datos estableciendo los líneamientos de su uso electoral, brindar facilidades para formar parte del Padrón a los mexicanos residentes en el extranjero y verificar dicho registro.

SI NO FUI PARTE DEL CENSO, ¿CÓMO PUEDO SER PARTE DEL PADRÓN ELECTORAL?

Los pasos son los siguientes:

· El ciudadano deberá acudir al módulo correspondiente para solicitar su Credencial para Votar.

· Se hará una solicitud individual que contenga huellas dactilares y fotografía del ciudadano.

· La identificación del ciudadano será mediante un acta de nacimiento.

· El Registro Federal de Electores conservará una copia digital.

· Por último, el ciudadano debe asentar su firma y huellas digitales en el formato de registro.

Existen campañas de actualización anuales que brindan la posibilidad a los ciudadanos de inscribirse o hacer alguna actualización al Padrón Electoral.

Campaña de actualización permanente (del 16 enero al 31 agosto)

Promueve la asistencia de los ciudadanos a los módulos del INE para realizar trámites de inscripción y actualización al Padrón Electoral y así obtener la Credencial para Votar.

Campaña de anual intensa (1 de septiembre al 15 de diciembre del año siguiente)

Campaña nacional que incrementa su infraestructura tecnológica y humana de los Módulos de Atención ciudadana para el reforzamiento de la difusión para convocar a la ciudadanía.

Deben acudir aquellos ciudadanos que no hayan sido incorporados durante la técnica censal, que hayan alcanzado los 18 años con posterioridad del censo, aquellos que no notificaron su cambio de domicilio, que hayan perdido su Credencial para Votar y que hayan sido rehabilitados sus derechos políticos después de ser suspendidos.

Es importante aclarar que Padrón Electoral no es lo mismo que la Lista Nominal.

La Lista Nominal es también una base de datos nacional que parte del Padrón Electoral pero esta registra únicamente a todos los ciudadanos que recogieron su Credencial para Votar y por tanto si pueden votar en las elecciones.

Por tanto, sólo podrán votar aquellos ciudadanos registrados en la lista nominal. No bastará con encontrarse en el Padrón Electoral, pues si no se recoge la Credencial para Votar luego de solicitarla no estarán habilitados para votar el día de las elecciones.

Fuentes:

· Ley General de Instituciones y Procedimientos electorales. Libro Cuarto, Título Primero. De los Procedimientos del Registro Federal de Electores. · https://www.ine.mx/padron-electoral-lista-nominal-electores/ · https://www.ine.mx/credencial/

¿Qué es la representación proporcional plurinominal?

representación proporcional 

Fabiola Abigail Afanador Rojas
Administración Pública, DCSyH Campus León 

El principio de representación proporcional plurinominal consiste en asignar cargos de representación popular a aquellos partidos políticos que no resultaron ganadores en el proceso electoral La finalidad de este principio consiste en garantizar que los intereses de la mayor parte de los ciudadanos se vean representados. 

¿Cómo funciona en México? 

En México este principio está presente en la Cámara de Diputados, tanto en el ámbito federal como local, en el Senado de la República y en la integración de los ayuntamientos. 

Actualmente, la Cámara de Diputados se integra por 500 diputados, de los que se eligen 300 por el principio de mayoría, es decir, aquellos que obtienen la mayoría de votos por parte de los ciudadanos y 200 a través del principio de proporcionalidad. La Cámara de Senadores se integra por 128 senadores, de los cuales 32 se eligen por este principio.1 

Para asignar los curules plurinominales cada partido político presenta una lista de sus candidatos a plurinominales, posterior a las elecciones se determina el porcentaje de votos que cada partido alcanzó y mediante una fórmula aritmética se asignan los puestos correspondientes. En la asignación se seguirá el orden que tuviese los candidatos en las listas correspondientes y ningún partido político puede contar con más de 300 diputados en la cámara.  

¿Por qué es importante? 

  • Pretende garantizar el voto de los ciudadanos cuya opción política no resulto triunfadora, de manera que no se queden sin ser representados. Por ejemplo, si un partido obtuvo sólo el 30% de los votos sin este principio este 30% de ciudadanos no se vería representado. Este principio otorga escaños a dicho partido para que las minorías sean tomadas en cuenta. 
  • Promueve el pluralismo político dentro de las cámaras. 
  • Evita la sobrerrepresentación de los partidos dominantes. 

Fuentes: Espinosa Silis, Arturo. Las bondades del sistema de representación proporcional.Rev. IUS [online]. 2012, vol.6, n.3 

Solorio Almazán Héctor, La representación Proporcional, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, 2008 

¿Cómo salvaguarda la democracia mexicana la representación de las personas indígenas?

PI-(animacion)-A.gif

Dr. Román Armando Pérez López 

Profesor 

Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno 

 

El Instituto Nacional Electoral (INE) busca incorporar al sector indígena en el diálogo nacional y la toma de decisiones a través del establecimiento formal y obligatorio de espacios para la representación de la población indígena en general y las mujeres indígenas en particular. Lo cual aspira a reflejar el carácter multicultural del país. 

De esta manera, no sólo se desea visibilizar la agenda de los pueblos indígenas, la cual por varias décadas ha estado en segundo término y subrepresentada, sino darle una voz en espacios como las cámaras de diputados y senadores equivalente a su población basados en la idea de que la democracia se sustenta en el ejercicio pleno de los derechos de sus integrantes de participar en como votantes, candidatos y responsables de cargos políticos de elección popular. 

La consideración de un registro mínimo de candidaturas a senadurías y diputaciones para indígenas, la paridad de género, e incluso las candidaturas independientes, no son concesiones, sino el ejercicio de derechos políticos-electorales, los cuales en el caso del indigenismo son indisociables de una oposición al autoritarismo, caciquismo, arbitrariedad y naturalización histórica de la subordinación. 

La multiculturalidad asociada a la democracia no sólo toma en cuenta a los indígenas plasmado en los murales de Siqueiros y Rivera, sino también, y más importante, al indígena de a pie. El México del 2018 reconoce la necesidad de escuchar su voz, punto de vista, temas y voto en las tomas de decisión.  

La sociedad mexicana ha transitado en las últimas décadas de un indigenismo entendido “asimilación” o “modernización” de los pueblos a través de programas asistencialistas, desarrollistas y paternalistas a un indigenismo de consulta y respeto de sus usos, costumbres, lenguaje, formas de gobierno, vestimenta y cosmogonía.  

Aún hay un largo camino por recorrer para eliminar la idea y, sobre todo, la realidad del indígena empobrecido, aislado y marginado; de las prácticas autoritarias, racistas y de exclusión. Sin embargo, la democracia mexicana a través de la construcción de un diálogo entre iguales busca garantizar la voz, voto y desarrollo de todas las caras que forman el México cultural. 

¿Qué es la paridad de género en las candidaturas a puestos de elección popular?

paridad de generoVanessa Góngora Cervantes

Profesora de Tiempo Completo

Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno.

 

El principio de paridad de género se ha materializado en distintas dimensiones. La dimensión vertical obliga: 1) a la postulación de igual número de candidaturas de hombres y mujeres para diputaciones (federales y locales) y senadores por el principio de representación proporcional postuladas por cada partido político, alternando por sexo el orden de prelación, 2) al igual número de candidaturas de hombres y mujeres en las planillas para la integración de ayuntamientos postuladas por cada partido político, alternando por sexo el orden de prelación; y 3) a la nominación alternada por sexo de las candidaturas para la presidencia y la sindicatura municipal de las fórmulas postuladas por cada partido político. La paridad horizontal obliga: 1) a la postulación paritaria de candidaturas para diputaciones de mayoría relativa (federales y locales) y senadores postulados por cada partido político, en relación a la totalidad de distritos uninominales de una entidad federativa; y 2) al igual número de candidaturas de hombres y mujeres para alcaldías postuladas por cada partido político o coalición, en relación a la totalidad de ayuntamientos de una entidad federativa.

Además de estas dimensiones, la paridad de género requiere ciertas medidas para sortear la resistencia de los partidos políticos para postular mujeres: 1) que las fórmulas de candidaturas propietarias y suplentes sean de personas del mismo sexo; 2) establecer mecanismos para evitar que las mujeres candidatas sean postuladas sólo en distritos y  municipios “perdedores”, esto es, en aquellos que los partidos políticos no tienen posibilidades de ganar; 3) que el primer lugar de las listas de representación proporcional se alterne de elección a elección entre candidatos y candidatas, para evitar que los partidos políticos con menor votación coloquen sólo a personas del mismo sexo.

Finalmente, la paridad de género tiene como reto trascender de la postulación de las candidaturas hacia la igualdad sustantiva, esto es, establecer mecanismos que garanticen la igualdad entre mujeres y hombres en la composición de los cuerpos legislativos, así como de los gabinetes en la administración pública. La paridad de género hace frente a la desigualdad, discriminación y violencia que las mujeres, como grupo social subordinado, han experimentado históricamente al ser excluidas del espacio público y de la categoría de ciudadanas “de primer nivel”. La paridad de género subraya el derecho y la necesidad de acceder al ejercicio del poder político para garantizar la representación de este grupo identitario. A diferencia de sus antecedentes, las cuotas de género en las candidaturas, la paridad de género es un principio constitucional; esto es, un valor superior que refleja la aspiración de justicia social en razón de género.

La reforma política del año 2014, establece en el artículo 41 constitucional, fracción I, párrafo 2 que “los partidos políticos tienen como fin promover la participación del pueblo en la vida democrática, contribuir a la integración de los órganos de representación política y como organizaciones de ciudadanos, hacer posible el acceso de éstos al ejercicio del poder público, de acuerdo con los programas, principios e ideas que postulan y mediante el sufragio universal, libre, secreto y directo, así como las reglas para garantizar la paridad entre los géneros, en candidaturas a legisladores federales y locales”. Sin embargo, tanto tribunales electorales como la Suprema Corte de Justicia de la Nación, consideran el principio de paridad de género como un parámetro de interpretación de la ambigüedad de la norma y que guía a la intervención jurisdiccional en la resolución de controversias: es un derecho que las mujeres deben hacer valer en casos que consideren tienen un trato discriminatorio que les impide el acceso a posiciones de poder.